Hong Kong

La belleza de la impresión en 3D en Whitman Laboratories

Notas sobre la empresa

El compromiso continuo de las Empresas Estée Lauder para inventar el futuro de la belleza se puede ver en las instalaciones de producción de la fábrica Whitman con sede en el Reino Unido, que manufactura muchos de los productos de prestigio de la empresa para el cuidado de la piel. Sus ingenieros utilizan una tecnología vanguardista de impresión en 3D para modernizar los procesos de fabricación y creación de prototipos.

Un ejemplo del modo en que la impresión en 3D ayuda en la creación de un frasco de Jo Malone London. Se ha escogido el color rojo para poder identificar fácilmente las piezas impresas en 3D y para que los ingenieros sepan que la pieza está disponible a pedido.

Este ingenioso equipo permite a  los empleados de Whitman superar los retos de ingeniería y probar nuevos métodos de producción con prototipos, diseñando e imprimiendo piezas, plantillas y soportes nuevos en la propia fábrica en tan solo unas horas, a una fracción del costo de producirlos afuera.

Los frascos de perfume de Jo Malone London de 30 ml son un ejemplo del uso que hace la empresa de esta increíble tecnología. Las nuevas plantillas impresas en 3D se utilizan como herramienta de control  de calidad para la alineación de las etiquetas de los frascos,  lo que supone un ahorro de  tiempo y  costos.  Las piezas impresas en 3D también se emplean en el ensamblaje a alta  velocidad  del   Advanced Night Repair Recovery Complex de Estée Lauder para asegurar el correcto centrado de  las pipetas de cristal antes de insertarlas en el interior  de los  frascos.

Además de reducir tiempo y costos, la tecnología de fabricación de aditivos  también minimiza desperdicio. Las piezas se ‘construyen’ capa por capa, en lugar de ‘mecanizarlas’  a partir de grandes bloques de material, como ocurre en el método tradicional de fabricación sustractiva,  y se utiliza PLA (ácido poliláctico)  biodegradable.

Chris Lee, ingeniero de procesos de la planta de Whitman de ELC, comentó lo siguiente: “Aunque nuestra principal razón para adoptar la nueva tecnología de impresión en 3D fue actualizarnos con las últimas innovaciones de fabricación, la impresión en 3D también nos está ayudando a solucionar muchos más problemas rápidamente y de forma más eficaz  de lo que jamás hubiéramos imaginado”.

Continuó afirmando que: “Gracias al uso de la tecnología, ahora es posible diseñar y probar nuevas piezas de la máquina en cuestión de horas en lugar de semanas o meses, por tan solo 1,16 euros por pieza en vez de miles de euros”. El equipo de Whitman de ELC va a seguir avanzando y planea continuar este éxito con la presentación de una vending de impresión en 3D que incluirá una pantalla táctil de LCD para que cualquier ingeniero de la línea de producción pueda ver, seleccionar e imprimir nuevas piezas de un catálogo digital de opciones.

El equipo de ingenieros de Whitman desarrolla cada vez más nuevos conocimientos de software de diseño internamente. Además, se han planificado sesiones informativas sobre este asunto en las instalaciones de producción de la empresa de Suiza y Bélgica para ampliar esta manera de trabajar evolutiva.

La impresión en 3D es tan solo un ejemplo del modo en que la empresa está integrando innovaciones vanguardistas en su cadena de valor mediante la adopción de nuevas tecnologías en instalaciones propias de producción, empacado, distribución y venta al detalle de todo el mundo.

Ve: La impresora en 3D trabajando

La impresora en 3D de la empresa crea un frasco de Jo Malone London de 30 ml.

Usamos cookies para asegurar que nuestro sitio web funcione correctamente y para recolectar estadísticas con el fin de proporcionarle la mejor experiencia. Al continuar el uso de este sitio, usted asiente. Lea más acerca de cómo usamos cookies y cómo configurar sus ajustes..

AceptoNo acepto